Linaje de Maestros de Kriya Yoga

Mahavatar Babaji Maharaj
Mahavatar Babaji Maharaj
Lahiri Mahasaya
Shri Lahiri Mahasaya
Swami Shriyukteshwar Giri
Swami Shriyukteshwar Giri
Bhupendranath Sanyal Mahasaya
Shri Bhupendranath Sanyal
Paramahamsa Yogananda
Paramahamsa Yogananda
Swami Satyananda Giri
Swami Satyananda Giri
Paramahamsa Hariharananda
Paramahamsa Hariharananda
Paramahamsa Prajnanananda foto
Paramahamsa Prajnanananda

Existen muchos linajes de maestros de Kriya Yoga. La mayoría de ellos permanece en India.

Kriya Yoga es una ciencia milenaria. Es el yoga primigenio. En las antiguas escrituras de India se encuentran numerosas referencias directas e indirectas a esta ciencia. 

Practicado y enseñado por el Señor Krishna, por el Señor Rama y los Rishis del período védico, por santos y sabios de toda la India, al producirse el advenimiento de sucesivas eras de menor conciencia espiritual esta ciencia quedó limitada al conocimiento exclusivo de avanzados yoguis en los Himalayas durante milenios.

Historia del Linaje actual de Maestros de Kriya Yoga

Babaji y Lahiri Mahasaya

A mediados del siglo diecinueve, esta técnica de liberación espiritual ha sido puesta nuevamente al alcance del ser humano ordinario por voluntad del inmortal Mahavatar Babaji Maharaj.

A través de su poder yóguico, Babaji ocasionó el traslado “por error” de Shyamacharan Lahiri hacia una oficina a los pies de los Himayalas, en Ranikhet. Allí se produjo el encuentro entre Babaji Maharaj y su discípulo de vidas pasadas, Shyamacharan Lahiri.

El inmortal Maestro despertó la aparentemente dormida memoria del discípulo, y le transmitió las antiguas técnicas del Kriya Yoga.

Shyamacharan deseaba permanecer para siempre allí con su gurú, pero este le dijo que su papel era transmitir la técnica liberadora de Kriya Yoga entre los hombres y mujeres del mundo. Le explicó que muchas personas anhelan la unión con Dios pero debido a sus responsabilidades familiares y laborales no pueden abandonar la vida en sociedad ni dedicarse a complejas disciplinas yóguicas.

Al mismo tiempo, Shyamacharan Lahiri -que sería conocido como Lahiri Mahasaya– estaba destinado a servir de ejemplo para dichas personas, ya que él mostraría cómo es posible combinar en la vida diaria la práctica sincera de Kriya Yoga y afrontar al mismo tiempo las responsabilidades de la vida familiar -casado y con cinco hijos- y laboral -trabajaba como contador en una oficina-.

Lahiri Mahasaya regresó a su hogar familiar en Benarés y al mismo tiempo que cumplía con sus deberes familiares y laborales practicó disciplinadamente Kriya Yoga y alcanzó la completa realización al cabo de unos pocos años. Gradualmente se acercaron buscadores espirituales para aprender de él.

Swami Shriyukteshwar

Lahiri Mahasaya tuvo muchos discípulos que alcanzaron la realización espiritual y se convirtieron en maestros de Kriya Yoga. Uno de los más notables fue Priyanath Karar. Otro fue Bhupendranath Sanyal, quien fue designado por su gurú como Acharya (maestro) a la edad de apenas 18 años.

Priyanath Karar -casado y con una hija- alcanzó la realización a través de la práctica de Kriya mientras llevaba una vida familiar. Tras el fallecimiento de su esposa y el casamiento de su hija, Priyanath Karar adoptó la vida monástica y fue ordenado como monje con el nombre de Swami Shriyukteshwar Giri.

Swami Shriyukteshwar estableció tres centros espirituales en la India -en Puri, Serampore y Benarés-. Sentía el deseo de que las excelsas enseñanzas de Kriya Yoga pudieran difundirse alrededor del mundo para beneficio de todos.

En una ocasión, Mahavatar Babaji se apareció ante Shriyukteshwarji y le explicó que tendría un importante papel en la difusión de Kriya Yoga alrededor del mundo.

Paramahamsa Yogananda

Años más adelante Swami Shriyukteshwar conoció a su discípulo Mukunda Lal Ghosh -posteriormente conocido alrededor del mundo como Paramahamsa Yogananda-.

Bajo la guía de su maestro, Yoganandaji alcanzó la realización espiritual a una joven edad -siendo aún un estudiante universitario- y en 1920 viajó a los Estados Unidos para difundir allí las bases del Kriya Yoga.

Yoganandaji fundó una organización espiritual y estableció numerosos centros en los Estados Unidos -y posteriormente alrededor del mundo-. Fue autor de muchos libros -uno de ellos, el clásico Autobiografía de un yogui-, atrajo multitudes, y fue el primer maestro en difundir en occidente las prácticas del Yoga.

Paramahamsa Hariharananda

En 1932, Swami Shriyukteshwar conoció a su discípulo Rabindranath Bhattacharya -quien posteriormente sería conocido como Paramahamsa Hariharananda-. Allí el maestro inició al discípulo en el Primer Kriya, y le profetizó que estaba destinado a ser un monje y yogui realizado, y que difundiría el Kriya Yoga alrededor del mundo.

Cuando Paramahamsa Yogananda regresó a la India por un año en 1935, Shriyukteshwar instruyó a Hariharananda a que acudiese a Yoganandaji para solicitarle el Segundo Kriya. Yoganandaji le impartió el Segundo Kriya y le permitió, además, presenciar su estado de nirvikalpa samadhi (el estado yóguico supremo de éxtasis, sin pulso ni respiración).

En 1938, Hariharanandaji ingresó al ashram (monasterio) fundado por su maestro Shriyukteshwarji -quien había dejado este mundo en 1936-. Allí inició su vida monástica de meditación y disciplina estricta.

En 1941, Swami Satyananda Giri -uno de los discípulos principales de Swami Shriyukteswar- impartió a Hariharananda el Tercer Kriya. Entre 1944 y 1946, Hariharanandaji recibió el Cuarto, Quinto y Sexto -final- Kriya por parte de Shri Bhupendranath Sanyal, discípulo de Lahiri Mahasaya.

En 1948, tras 10 años de vida en el ashram, Hariharanandaji alcanzó el estado supremo de realización espiritual, nirvikalpa samadhi. Poco después, en 1949, recibió allí la visita de Babaji Maharaj, quien le felicitó por su logro y le asignó la misión de difundir el Kriya Yoga alrededor del mundo.

En 1951, a través de una carta desde los Estados Unidos, Paramahamsa Yogananda autorizó a Hariharananda a enseñar el Kriya Yoga. Shri Bhupendranath Sanyal Mahasaya también designó a Hariharananda como Acharya (maestro) de Kriya Yoga.

En el período 1960-1974 Hariharanandaji viajó por toda la India, difundiendo las enseñanzas de Kriya Yoga e impartiendo iniciaciones. Antes de dejar su cuerpo, en 1971, Swami Satyananda designó a Hariharananda como el siguiente Maestro del Karar Ashram de Puri -fundado por Shriyukteshwar-.

En 1974, Swami Hariharananda realiza su primer viaje al occidente, impartiendo las enseñanzas e iniciaciones en Kriya Yoga en cinco países de Europa, y regresando luego a la India. En 1975, realiza otro viaje, esta vez a Colombia y Estados Unidos. Miles de personas pudieron recibir iniciación en Kriya Yoga de esta manera.

Pasado medio siglo del inicio de la obra de Yoganandaji en occidente, que sentaron las bases y principios básicos del Kriya Yoga entre miles de personas, y tras la apertura cultural en favor de las enseñanzas de oriente producida en los años 60, los buscadores espirituales occidentales se encontraban ya preparados para recibir las técnicas completas de Kriya Yoga con su poder original. Paramahamsa Hariharananda cumplió con ese papel.

De esta manera, dos discípulos realizados de Swami Shriyukteshwar fueron los instrumentos para la difusión de Kriya Yoga alrededor del mundo.

Hariharanandaji continuó realizando viajes de India al occidente hasta 1996, tras lo cual vivió sus últimos años entre Europa y Estados Unidos.

Paramahamsa Prajnanananda

En 1980, en India, Hariharanandaji conoció a Triloki Dash, quien posteriormente sería conocido como Paramahamsa Prajnanananda, y poco después le inició en Kriya Yoga.

Durante los años siguientes -mientras finalizaba sus estudios y posteriormente al trabajar como profesor de economía- el joven Triloki practicaba Kriya Yoga muy disciplinadamente y pasaba tanto tiempo como le era posible con su maestro.

Hacia 1992 había recibido ya el Cuarto Kriya y su maestro le había designado como Yogacharya (instructor autorizado de Kriya). En 1995, su maestro le ordena como Swami, asignándole el nombre de Swami Prajnanananda Giri.

Luego Hariharananda instruye a Prajnananandaji a viajar hacia Europa para enseñar el Kriya Yoga a través de iniciaciones, retiros y conferencias.

En 1998, Hariharanandaji confiere a Prajnanananda el título de paramahamsa, título reservado para monjes que alcanzan la cumbre de la realización espiritual. Su nombre pasa a ser entonces Paramahamsa Prajnanananda.

En 2002, Paramahamsa Hariharananda abandona su cuerpo, y su sucesor elegido, Paramahamsa Prajnanananda, se convierte en actual cabeza del linaje de Kriya Yoga y director de la organización, Kriya Yoga International Organization, fundada por su maestro.

Desde entonces, el movimiento de Kriya liderado por Prajnananandaji ha continuado creciendo, a través de su labor y el de sus yogacharyas autorizados, llevando las enseñanzas de los maestros de Kriya Yoga a un número cada vez mayor de países y ciudades, estableciendo nuevos ashrams y más de 300 centros alrededor del mundo.