El Señor Ganesha: Su Significado Espiritual

Paramahamsa Prajnanananda describe el simbolismo y significados detrás de la representación del Señor Ganesha. 

Ganesha

El Señor Ganesha es la deidad que preside el Muladhara Chakra.

En la tradición espiritual de la India se venera a Ganesha para tener éxito antes de emprender algo importante.

La forma del Señor Ganesha, o de hecho de cualquier deidad de la religión hindú, no es solo atractiva y fascinante, sino que además tiene un significado simbólico. A menudo la mente racional es incapaz de comprender la sutil verdad espiritual y la enseñanza práctica que están detrás de estas imágenes.

Al Señor Ganesha se le representa con cuerpo humano y cabeza de elefante, una extraña combinación. Sin embargo, el significado profundo de esta representación simbólica es muy útil.

El elefante tiene grandes orejas, una nariz o trompa larga, y ojos muy pequeños comparados con el resto de su cuerpo.

La larga trompa del elefante simboliza la importancia que tiene el control de la respiración, mientras que sus enormes y caídas orejas representan la actitud receptiva que se requiere para asimilar conocimiento valioso, y los ojos pequeños indican una observación aguda.

Veamos cómo estos tres factores se relacionan con nuestro propio viaje espiritual.

El Señor Ganesha y sus grandes orejas: Para Recibir Conocimiento

Las orejas grandes hacen hincapié en la necesidad de escuchar más.

Para lograr el verdadero éxito en la vida, tenemos que hablar mucho menos y escuchar mucho más. Pero se debe ir un paso más allá.

Todo lo que recibimos o absorbemos puede considerarse solamente como aprendizaje; únicamente cuando ese aprendizaje se percibe como verdad es que nace la sabiduría.
¿Cómo percibimos esa verdad? Mediante la observación interior.

En el silencio de la mente debemos escuchar el sonido divino, la vibración primordial constante que resuena en el universo exterior e interior. Ahogamos este sonido vital con el ruido constante de la vida humana, con la música e incluso con los pensamientos, pero siempre se encuentra allí, esperando ser escuchado.

De ser posible, debemos aprender las escrituras de un maestro. Los conocimientos aprendidos de textos son difíciles de comprender sin la debida orientación de un maestro realizado.

A diario se producen volúmenes con descripciones de todo tipo de experiencias trascendentales. La gente cree que el ámbito espiritual es como un foro abierto para sus propias fantasías. Lo perciben como un lugar sin normas, donde todos tenemos libertad para consentir nuestras ensoñaciones privadas.

Es cierto que las experiencias espirituales son sumamente personales y pueden variar de una persona a otra, pero aún así, elegir el camino espiritual implica mucho autocontrol, comprensión interior y un decidido esfuerzo.

La autorrealización es el objetivo final de todos y, aunque no es una tarea fácil, los beneficios superan con creces cualquier esfuerzo requerido.

Tenemos que abandonar la búsqueda de resultados inmediatos.

Debemos elegir un texto de las escrituras que nos atraiga, porque estos textos antiguos, como la Biblia, el Bhagavad Gita, el Corán o la Torá, contienen profunda sabiduría destilada a través de todos los tiempos.

Debemos leer un pasaje o versículo a la vez y meditar en él. Solo así se nos revelarán las profundas verdades interiores.

La Larga Trompa de Ganesha: Para Energizar el Cuerpo

La larga trompa del Señor Ganesha representa la importancia de la respiración profunda.

El mundo moderno ha descubierto recientemente los inmensos beneficios producidos por la respiración profunda y rítmica, en todo el espectro de la salud física y mental del ser humano.

La industria del ejercicio y el bienestar ha vivido una revolución debido a este “nuevo descubrimiento”, y cientos de métodos recientes están promocionando ampliamente esta técnica de la respiración, en lugar del ejercicio físico intenso, para mantener el cuerpo y la mente activos y en forma.

En realidad, esto ya había sido descubierto por los antiguos sabios de todas las religiones, hace miles de años. Todas las técnicas de meditación científica incorporan esta respiración profunda, que inunda el cerebro y las células sanguíneas con el oxígeno necesario y proporciona relajación instantánea a la mente.

Todo aspirante espiritual serio debe incorporar la respiración profunda en su rutina diaria.

Ojos Pequeños de Ganesha: Para Observar la Mente

Los ojos pequeños del Señor Ganesha representan una capacidad de observación aguda y precisa.

Debemos concentrar nuestra atención en los mecanismos de nuestra propia mente, para ver cómo se dirige de un lado a otro, sin estar quieta jamás, un flujo constante de pensamientos incesantes.

Eventualmente nuestra meta es aquietar ese flujo turbulento, concentrándonos primero en tener cada vez menos pensamientos, hasta finalmente ser capaces de mantener la atención concentrada en una sola cosa.

En la meditación procuramos aquietar la mente, llevándola de un solo pensamiento a la cesación completa de pensamientos.

Únicamente durante el silencio absoluto en que podemos oír el sonido divino que nos habla, permitiéndonos tomar control de este centro Muladhara para luego dirigirnos hacia los centros superiores.

Este centro regula dos órganos de los sentidos: el ano y la nariz. Ambos están asociados con el olfato, que es la cualidad del elemento tierra. Estos dos órganos de los sentidos se regulan mediante la sencilla técnica de la concentración en este centro.

 

Comparte este contenido